MOPT Arte Contemporáneo
La encantadora rigidez de las rectas


Las rectas son la abstracción mental por excelencia, ya que la naturaleza ha omitido celosamente su enunciación para manifestar su incondicional preferencia por las curvas. El color azul es, sin duda, el más apropiado para representar la melancolía y los padecimientos -no siempre desagradables- del alma. Inés Raiteri es la artista que ha elegido para ésta, su primera muestra individual, el soberbio contraste entre ambos conceptos. Profundizando la mirada sobre la propuesta, se asiste a una maravillosa metamorfosis que trasciende el hecho visual: la frialdad inevitable de todo primer contacto es invadida por un cálido silencio (inducido por el enorme y despojado plano azul que enfrentan las obras) que poco a poco posibilita el diálogo entre la razón y el corazón ó, para decirlo de otra manera, entre el intelecto y el espíritu. Aquí no es pertinente discurrir sobre la búsqueda de algo sino más bien sobre el encuentro casi casual de algo que, parafraseando a Wilde, tienta a la naturaleza a continuar imitando al arte. Cuarenta y cuatro cuadros, absolutamente homogéneos en diseño, orientación y tamaño, colgados a la misma altura y separados por un brevísimo y regular intervalo, establecen una curiosa secuencia cinematográfica que evoca el paso del tiempo y las transformaciones que dicho paso provoca. Pero también evoca la eternidad, la exención del tiempo donde un solo instante puede poner a prueba la irreductibilidad de las estructuras (tanto a escala cósmica como psicológica) de la misma manera que un diminuto átomo de hidrógeno puede provocar una reacción en cadena de efecto impredecible. Es entonces cuando la rigidez se suspende de una inexplicable ternura geométrica. Y así como la recta es la representación de la distancia más corta entre dos puntos, estas pinturas son la representación de la distancia más corta entre dos mundos que a primera vista, no tienen nada en común. La belleza ronda esa tensión.


Enero de 2003
Igor Sergei Klinki

MOPT Arte Contemporáneo
Rawson 3550 - Mar del Plata



Volver a Textos